Irlanda Jerez: “Exiliados están comprometidos por la libertad de Nicaragua”

Irlanda Jerez: “Exiliados están comprometidos por la libertad de Nicaragua”

El enorme impacto de la movilización realizada en San José, Costa Rica, este domingo 11 de agosto, es una prueba viva de que la comunidad exiliada en ese país se encuentra unida y continúa exigiendo libertad, justicia y democracia por Nicaragua, afirmó Irlanda Jerez, expresa política y líder opositora, en una entrevista con el periodista Carlos Fernando Chamorro, en el programa Esta Noche.

“Los exiliados están comprometidos con la libertad de Nicaragua. Se siente esa vibra. Me sentía emocionada al caminar con la gente. En Nicaragua está prohibido y aquí lo pude hacer por primera vez después de salir de prisión”, relató Jerez, quien agregó que, si bien la marcha fue convocada por el Movimiento Campesino, hubo participación de estudiantes, exreos políticos, madres de víctimas de la dictadura, doctores, y otros sectores sociales.

Jerez aclaró los rumores sobre la dispersión y separación de los diferentes grupos que se encuentran en el exilio. Explicó que todos están organizados por regiones y departamentos, asimismo, indicó que su sentir es de continuar luchando desde Costa Rica, Estados Unidos o Europa, ejerciendo presión para lograr la libertad del país, a través de medidas de resistencia activas y pacíficas.

La líder opositora manifestó que los más de 400 excarcelados, entre los que están defensores de derechos humanos, campesinos, y estudiantes, no están dispersos. Algunos han regresado a sus grupos de origen y otros se están reuniendo en nuevos grupos, desde los que planifican diferentes acciones de lucha contra la dictadura, pero no como una fuerza política, sino como una fuerza activa en contra del régimen.

El paro total y la desobediencia civil

Jerez fue una de las principales figuras que impulsó la desobediencia civil, primero desde el mercado Oriental, y luego entre los micros, pequeños y medianos empresarios. Confesó que cree profundamente en estas medidas cívicas que incluyen paros de consumo, boicot a empresas del régimen y la suspensión en el pago de impuestos.

“Hemos incluso contemplado la posibilidad de trancar las fronteras de Nicaragua dentro de estas acciones de resistencia pacífica”, reveló Jerez, quien estuvo presa en el sistema penitenciario La Esperanza, en Tipitapa, casi un año.

Sobre la situación de los comerciantes del mercado Oriental y los micros, pequeños y medianos empresarios, expresó que estos se encuentran golpeados por la dura crisis económica que afecta al país, pero tienen intacto el compromiso de luchar contra la dictadura, a tal punto que están valorando un paro dentro de este sector ante la negativa del Cosep de no quererse sumar a una suspensión de actividades total.

“Ellos dicen (Cosep) que no quieren sumarse porque va a afectar el bolsillo de los nicas. Siempre les he dicho que si aquí hemos salido a marchar y hemos arriesgado nuestras vidas, es porque estamos convencidos de que no importa lo que se pierda económicamente, porque la libertad de Nicaragua no tiene precio”, dijo Jerez.

Sin embargo, hay quienes argumentan que Nicaragua está en paro desde hace varios meses, y que una nueva suspensión de actividades afectaría más a los pequeños y medianos empresarios. Sobre este punto Jerez afirmó que si bien es cierto serán los negocios más chicos los más dañados, pero expresó que “son los más comprometidos con la lucha y lo han demostrado”.

“Y desde que estoy excarcelada he comprobado que el pueblo está decidido a continuar en esta lucha cívica, y solo lo vamos a lograr con actos no violentos y quitándonos el miedo. Debemos enfrentar al régimen sin miedo con acciones contundentes cívicas y pacíficas”, argumentó.

Las reformas y el apoyo internacional

El 19 de julio Daniel Ortega dijo en un acto público que las negociaciones con la Alianza Cívica no continuarían. Días después confirmó, a través de una carta que hizo llegar al Nuncio Apostólico, que el tema estaba cerrado. En esta segunda etapa del diálogo nacional no se abordaron los temas de justicia ni de reformas electorales.

Jerez opinó que la única forma de lograr una reforma electoral para asistir a elecciones adelantadas depende de la presión nacional e internacional. Dijo que este tipo de movilizaciones como la realizada en San José, Costa Rica, son de gran ayuda para transmitir al mundo las violaciones a los derechos humanos que se continúan cometiendo en Nicaragua.

“Las reformas electorales son inminentes. No pueden haber elecciones adelantadas con un sistema electoral como está y con reformas electorales fraudulentas. La libertad de nuestro país debe ser plena, total y absoluta o no lo será. La nueva Nicaragua que concebimos no puede nacer con pactos y corrupción, es necesario una nueva fuerza política para que nosotros podamos elegir libremente y concebir ese nuevo país”, consideró.

En junio de este año la Organización de Estados Americanos (OEA), aprobó una resolución que instruye en su punto número 5 al Consejo Permanente a que nombre una comisión que, en el marco del artículo 20 de la Carta Democrática, “realice gestiones diplomáticas al más alto nivel para procurar una solución pacífica y efectiva a la crisis política y social en Nicaragua, y que rinda un informe en un plazo máximo de 75 días”.

Sin embargo, a día de hoy, la resolución de la OEA aprobada en Medellín, Colombia, no se ha puesto en práctica, lo que deja en entredicho si realmente existe una presión diplomática contundente. Jerez expresó que estuvo reunida con Luis Almagro, Secretario General de este organismo, para presionar dicha conformación, asimismo, se han realizado esfuerzos desde la Alianza Cívica y otros grupos para que se actúe como debe ser, pero hasta el momento no se han obtenido resultados.

“La OEA es un organismo que dentro de su carta democrática lo que le corresponde lo tiene que aplicar. La OEA está comprometida con los derechos humanos de los ciudadanos de este continente. Van a tener que demostrar si realmente están comprometidos porque en Nicaragua hay una narco dictadura terrorista que secuestra, encarcela y tortura”, afirmó Jerez.

El plazo de la comisión, según lo dicho por Almagro a Jerez, empieza a partir de la conformación, es decir, que a Ortega le quedan más días de oxígeno, pues hasta el momento el Consejo Permanente, no ha elegido a ninguna representación.

“He tenido otras reuniones con embajadores y me dijeron que no es así, que se debe entregar este análisis dentro de los 75 días. No existe un reglamento que diga qué países deben conformar la Comisión. Pero evidentemente estos días de más no es más que tiempo extra para el régimen. La situación en el país cada día es más caótica”, finalizó Irlanda.

CATEGORIES
Share This